En 1999 las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron la Indicación Geográfica Vinos de la Tierra de Castilla para los caldos que se elaboren con uvas producidas en esta comunidad autónoma. Esta nueva indicación ha tenido gran acogida entre el sector vinícola.

La aprobación de la indicación Vinos de la Tierra de Castilla ha sido la gran apuesta del Gobierno de nuestra Comunidad Autónoma por dotar al sector vitivinícola de un instrumento para potenciar al máximo las posibilidades de los bodegueros a la hora de comercializar los vinos producidos en Castilla-La Mancha.

La ley por la que se creaba esta indicación permitía la utilización de la misma para todos los vinos que hayan sido obtenidos íntegramente con uvas producidas dentro del territorio de la Región. Hemos sido los primeros en crear un vino regional.

Con la aprobación de este distintivo se ha buscado una salida estratégica en el mercado a una gran cantidad de vino elaborado en Castilla-La Mancha -10 millones de hectólitros- que no se incluía en ninguna Denominación de Origen, siendo comercializado como vino de mesa común.

 

Normativa

Certificación de Vinos con Indicación Geográfica “VINO DE LA TIERRA DE CASTILLA” en la Orden de 7 de abril de 2010 de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, por la que se establecen las disposiciones de aplicación para la declaración de los operadores, certificación y control de los vinos con indicación geográfica protegida Vinos de la Tierra y del certificado de indicación geográfica protegida en los documentos que acompañan el transporte de los mismos.

Descarga la orden aquí

 

Certificación de Vinos con Indicación Geográfica Protegida, Vinos de la Tierra de Castilla según su pliego de condiciones.

Descarga la orden aquí